Las joyas son sobre todo contenedores de emociones, están vinculadas a una emoción, a una persona o a un sentimiento. No hay ningún otro objto con un valor simbólico tan grande.